Brigada Juvenil

NUESTRA BRIGADA

En 1973 en la entonces comuna de Las Condes, hoy comuna de “Lo Barnechea” y después de 6 años de la fundación de nuestra Decimonovena, por iniciativa y visión futura de la oficialidad de la época se funda la “RAMA DE CADETES”, el día lunes 30 de abril, con jóvenes de entre 14 y 17 años.

Bajo el alero de Don Delfín Bezares Maira, Director (Bombero Fundador) y Don Augusto Maira Álvarez, Capitán (Bombero Fundador).

Los Bomberos Luis González Espinoza y Roberto Castro Moya (Secretario), ambos Fundadores de la Decimonovena, fueron los gestores de primera Rama de Cadetes,“Visionarios y Arquitectos” formadores de nuevos Voluntarios para nuestra Institución, fueron quienes dieron cuerpo a la idea de concretar el desafío de tener un semillero, dando el puntapie inicial convirtiéndose en los Primeros Instructores. Su reconocido trabajo dio los frutos esperados en un corto plazo, para la Decimonovena.
Luego la rama de Cadetes fue dirigida como Instructor por Don Miguel Castillo Fuenzalida (Bombero Fundador), quien ocupaba el cargo de Teniente 1° en la 19°, además fue destacado Voluntario que sirvió el cargo de Capitán por siete años consecutivos, dejando una profunda huella de sabiduría que perdura en la memoria de todos los Decimononos. Junto a él trabajó como Instructor Ayudante, el Bombero Activo Don José Díaz Ulloa, también destacado por la entrega de conocimientos Bomberiles, Valores y Tradiciones, al servicio del nuevo emprendimiento de la Compañía.

SU HISTORIA

El primer Capitán de la Rama de Cadetes fue Don Ramón Mesa Cortes, quien fuera hijo de nuestro Bombero Fundador y Director (Q.E.PD.) Don Ramón Meza Pinto.

La Rama de Cadetes contaba con una oficialidad compuesta por, un Capitán, un Teniente, un Secretario, un Ayudante y un Tesorero. En el año 1973 y a un mes de su fundación y para diferenciarse de la oficialidad de la Compañía, se decide cambiar los nombres de Capitán y Teniente, por Sargento 1° y Sargento 2°, debido al gran número de Cadetes (sobre 40, casi la misma cantidad de Bomberos) que al llegar un oficial de la Rama, la totalidad de la Compañía se ponía de pie, incluyendo a todos los Voluntarios, quienes luego de darse cuenta comenzaban a reír y comentar la idea del necesario cambio. Por esos días se presenta el primer uniforme tipo escolar, utilizando camisa blanca, corbata azul, chaleco azul, calzado negro y se realizaron los esfuerzos para la obtención de los cascos de trabajo, los que eran cascos de construcción de color negro, cucarda de suela y un 19 en bronce. Además el mismo año se diseñan y se adquieren placas rompefilas acrílicas, de color rojo y letras blancas. También se toma el acuerdo del pago de una cuota simbólica, que a la fecha serían alrededor de cien pesos, equivalente a la moneda de la época (escudos), esto solo tenía la intención de lograr adquirir un compromiso, para luego de Voluntario continuar con esta obligación.

En 1985 se realiza el cambio de RAMA DE CADETES al de BRIGADA JUVENIL y junto a este cambio también se vuelve a los cargos de Capitán y Teniente, bajo la dirección del Instructor y Profesor Don Abelardo Nuñez, nombrado por el Capitán de la época, Don Juan Carlos Gómez Aguilera (ex–Brigadier y Cadete Fundador), quienes realizaron un trabajo ejemplar logrando acoger a mas de Diecinueve Brigadieres, de los cuales varios permanecen en las filas de la Decimonovena.

En 1985 el Cuartelero Don Constantino Contreras regala tiempo y dedicación, trabajando en la confección de los cascos de trabajo que comenzó a usar la Brigada. Este constaba de un casco de construcción, pintado de color negro, cucarda de suela con N° 19 y el cargo que correspondiere en bronce. Dicho casco fue parte del uniforme de trabajo y por su uso se conservó por varios años (cotona de cuero, blue jeans, bototos negros y toalla blanca).

En 1986 la brigada juvenil presenta su primer uniforme de parada, el que consistía en pantalón gris de colegio, camisa blanca, corbata café, calzado negro, casaca de cuerina tipo piloto y coscacho color café, con N° 19 en bronce.

En 1987 por acuerdo de Sesión de Brigada Juvenil, se aprueba el lema “ESTUDIO Y SACRIFICIO”, en honor a los jóvenes estudiantes que consecuentemente lograban fortalecer con su espíritu y dedicación, dicho lema.

En 1988 el Brigadier Don Hugo Astorga Muñoz, diseña el primer timbre y logo corporativo, demostrando su compromiso y vocación de servicio, que hasta la fecha se sigue ocupando con mucho orgullo, dando identidad propia a la Brigada Juvenil.

Al poco tiempo del cambio de cuartel, y a consideración del Director de la época don Germán Bouey Ossa, se reactiva la Brigada Juvenil siendo dirigida por los Voluntarios German Urrutia, Cristian Díaz y Marcelo Hernández. Una vez reactivada la Brigada Juvenil y conforme al “acuerdo de Carácter Permanente de la Institución, sobre las Brigadas Juveniles“, asume la responsabilidad de esta el Capitán de la época, Don Juan Carlos Gómez Aguilera. Al mando de la Brigada se encontraba sirviendo el cargo de Capitán, la Srta. María José Cofre., convirtiéndose en la Primera Mujer que ostenta el cargo de Capitán de Brigada en la Institución. Como dato relevante y anecdótico, la 19° se trasforma en la Compañía con más brigadieres del Cuerpo de Bombero de Santiago (26 brigadieres en fila).

En la actualidad de todos los Cadetes Fundadores del año 1973, solo queda en servicio el Bombero Honorario Don Juan Carlos Gómez Aguilera, quien sirviera los cargos de Ayudante, Teniente 2°, Teniente 1°, Capitán y Director de la Decimonovena, estos dos últimos cargos fueron desarrollados en más de un periodo. Para el ansiado cambio de Cuartel de Cuatro Vientos al actual Cuartel de Raúl Labbe, Juan Carlos servía el cargo de Capitán de Compañía. También fue Inspector de Comandancia en el Departamento de Material Menor y además fue el PRIMER CAPITAN DE GUARDIA DE LA 19°. Siempre ligado a la Brigada Juvenil fue también Instructor en varias oportunidades, donde tuvo la responsabilidad de guiar y formar a los jóvenes y futuros Voluntarios.

Los actuales Bomberos ex brigadieras representan el 21,5%, del censo total de la Decimonovena Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago.

En el transcurso del tiempo se mantiene firme la idea desde su fundación, que es formar jóvenes con un alto sentido de servicio y conocimientos sólidos, que se transformaría en un importante semillero de nuevos Bomberos para la Decimonovena. Actualmente los Brigadieres se preparan primero, para ser “Buenas Personas” que puedan ser serviciales en su entorno, luego se incentiva a que sean “Buenos Estudiantes” teniendo buen rendimiento escolar y procurando poder entregar las herramientas necesarias, para que después de egresar de la enseñanza media y logren ingresar a la enseñanza superior, para que sean “Excelentes Profesionales”. Por último luego de cumplir con los requisitos anteriores, son preparados técnicamente para ser Voluntariamente “Profesionales Bomberos”, que puedan entregar el mejor servicio posible al prójimo y la ciudadanía, en diferentes ámbitos de la emergencia y bridar el apoyo necesario en todo tipo de situaciones, utilizando como base las tácticas y técnicas adquiridas, pero por sobre todo, los “Valores y las Habilidades Blandas” que son la base indispensable, entregada con mucho respeto y disciplina por los Instructores que constantemente se mantienen instruidos y designados por el mando activo de turno de cada período.
Hoy nuestra Brigada Juvenil cuenta con Niños y Jóvenes con espíritu de Servicio y Voluntad, sin esperar ningún tipo de reconocimiento más que el del deber cumplido, dispuestos a ser siempre mejores “Alumnos, Hijos y Ciudadanos”, lo que sin duda es posible con el gran apoyo y cariño de sus padres y la gran familia Bomberil de nuestra querida Decimonovena.